New to Busy?

Libro: "El varón domado" por Esther Vilar (Ensayo # 2)(Recetas y Algo más) ||| elgranpoeta

17 comments

elgranpoeta
66
9 months ago5 min read


Imagen de coloringcuties en Pixabay
Editada con Canva

Hola... Nuevamente por acá, presentando el Ensayo # 2 de la obra literaria titulada: "El varón domado" de la autora Esther Vilar

Cabe destacar que el libro es tan interesante, que suele atraparte con solo unos minutos de lectura: por ello, me complace presentarte nuevamente el link donde puedes leerlo... Haciendo click aquí

Este segundo ensayo, lo he querido elaborar, en formato de micro resumen por capítulos... Esperando sea de tu agrado...

Desarrollando la lectura, nos encontramos con:

Capítulo 5: El bello sexo

Esther Vilar, asegura, que los criterios estéticos de la mujer son los que producen la esclavitud del hombre, el cual queda sumiso a lo que ella disponga.

La mujer desea vivir sin trabajar y sin responsabilidades, haciendo la comparación con la actitud de un niño conmovedor e indefenso, al cual no se le puede negar absolutamente nada.

El hombre en su constante deseo de cambio, siempre procurara buscar una mujer más joven y atractiva, pero es un lujo que solo los hombres ricos pueden darse, por el buen proveer.

Afirma la autora, que la mujer no valora estéticamente al hombre, pues para ella es una especie de máquina que produce valores materiales. Cito textualmente (p.21):

Y nadie juzga a una máquina por sus valores estéticos, sino desde puntos de vista funcionales.

Capítulo 6: El universo es masculino

El hombre puede vivir una vida libre y plena y sin embargo lleva una vida de esclavo, de tal manera que pone sus admirables capacidades al servicio de quienes no tienen dichas capacidades (las mujeres).

Citando textualmente (p.24):

Nos hemos acostumbrado tanto a que los hombres hagan todo lo que hacen contemplando a la mujer, que ni siquiera pensamos que podría ser de otro modo. Por ejemplo, que los compositores también podrían componer algo que no fueran canciones de amor (o sea, de dependencia); que los escritores podrían dejar de componer novelas y poemas de amor (o sea, de dependencia) y producir de una vez arte. ¡Hay que ver lo que ocurriría si los pintores dejaran de una vez sus inacabables desnudos o perfiles femeninos (convencionales o vanguardistas) y nos enseñaran finalmente algo nuevo, algo que no hubiéramos visto nunca!

Capítulo 7: Las mujeres son divinas gracias a su estupidez

El hombre se somete a su dios (mujer) y llama amor a ese sometimiento. La mujer, como dios, castiga al hombre negando protección psicológica y premia concediendo el goce sexual.

Capítulo 8: Operaciones de doma

El objetivo fundamental es causar dependencia femenina en el hombre, y esto se alcanza a través del elogio de la mujer hacia el hombre (es decir, sin elogio, el hombre no tiene valor alguno).

Citando a Esther Vilar (p.31):

El varón es para ella una máquina, pero no una máquina corriente: si fuera una máquina corriente, la mujer tendría que atenderla con conocimiento especializado, por lo menos, tendría que programarla. La mujer diría -si entendiera estas palabras- que el varón es una especie de robot consciente capaz de auto-programarse (y, por lo tanto, de desarrollarse) y de adaptarse idealmente a cada situación nueva con un nuevo programa...

Capítulo 9: La doma por auto-humillación

El hombre, desde su niñez, debe su comportamiento a la mujer; basta que con su actitud dependa única y exclusivamente de la influencia que promueven las mismas féminas.

Esto lo que hace es producir una breve clasificación, de lo que pueden ser, trabajos aptos para hombres y trabajos aptos para mujeres; beneficiando inequívocamente al sexo "débil".

Capítulo 10: Léxico

A través de este capítulo, la autora describe jocosamente una especie de diccionario, que contiene frases que utilizan las mujeres (código cifrado, entre mujeres), con lo que ella supone una traducción más objetiva de cada una.

Capítulo 11: Las mujeres tienen poco sentimiento

Explica, como las mujeres tienen la facultad, de lograr manipular cualquier situación mediante las lágrimas; mientras que al hombre, esto no le está permitido por ser hombre (recordando así la frase: Los hombres no lloran, eso es para niñas).

Si de una u otra forma las mujeres desde la niñez, logran reprimir los sentimientos de un hombre, ¿Cómo puede decirse que ellas mismas tengan sentimientos?

A manera de conclusión (por ahora), y mi opinión de estos 7 capítulos: Es ser muy cauteloso con la lectura de esta obra literaria, y permitirse observar, que no es un capítulo más de la famosa serie de televisión: "Lo que callan las mujeres".

Es necesario recordar que este libro, fue escrito por una mujer.

¿Puede usted prestarse, a refutar lo irrefutable?, o por lo menos ¿Quiere usted intentarlo?

REPITO: Mi intención no es juzgar una posición X o Y sobre detractores de la obra, ni parcializarme con una visión absoluta en defensa de la misma; solo pretendo dar a conocer lo que considero buena literatura dentro de la plataforma.

Este ensayo nace de mi puño y letra, contando así con todos los Derechos de Autor, Registrados ante la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (SACVEN), bajo el número de Socio: 8.115

Si te ha gustado el contenido, te invito a que me sigas y me des tu voto... Bienvenidos sean todos los aportes de valor... Nos vemos en una próxima publicación con nuevas Recetas y algo más... Saludos

Copia de VENEZUELA2 (2).png

Comments

Sort byBest